Estoy estudiando y quiero trabajar

Estoy comenzando a transitar una nueva etapa, esa que la gente suele llamar “madurez”, o “adultez”. En realidad, quiero comenzar a tener cierta independencia, adquirir experiencia, a ahorrar dinero pero: estoy estudiando y quiero trabajar.

Las circunstancias me encuentran con un arma de doble filo: estoy estudiando, cuestión que puede abrirme muchas puertas como cerrarme otras ventanas. Es que estar inmerso en un ámbito académico, relacionándome con profesionales y docentes. Sin lugar a dudas me allanará algunos caminos hacia potenciales puestos de trabajos; cuando quiero trabajar, lo mejor es estar activo y en contacto con aquellas personas que podrían darme la posibilidad.

estoy estudiando y quiero trabajar

Complicaciones que se presentan si quiero estudiar y trabajar

Pero también es verdad que una buena franja horaria de mi día estará ocupada por mis clases. Eso sin contar siquiera el tiempo que demanda el estudio extracurricular. Y las cosas pueden tornarse aún más complicadas si quiero trabajar. Pero las clases que estoy tomando difieren demasiado en horarios: una por la mañana, otra por la noche, la siguiente a la tarde y de nuevo a la mañana.

Esta será una variable que podría disminuir mis probabilidades de éxito si quiero trabajar. A no resignarse, muchas personas logran insertarse laboralmente mientras desarrollan sus estudios; algunas disminuyen sus ritmos de cursadas o cantidad de materias, otras lo mantienen. Lo que está claro es que, si quiero trabajar y estoy estudiando, tendré que hacer un buen esfuerzo para conciliar el estudio con el trabajo. Habrá salidas que deberé rechazar, viajes que necesitaré postergar, y noches que me quedaré a estudiar.

Opciones de trabajo que te permitirán estudiar

El tipo de empleo estrella cuando quiero trabajar mientras estudio es el famoso, que reduce la jornada laboral generalmente a la mitad. De esta manera, podría dedicar mis mañanas a una actividad, y mis tardes-noches a otra. Ese, su principal beneficio, no se ve atenuado por más que los ingresos también se reduzcan al 50%, ya sin la reducción horaria prácticamente no podríamos comenzar a trabajar.

estudiar y trabajar

Cuando quiero trabajar y estoy estudiando, tampoco es imposible solicitar y conseguir un empleo excel de jornada completa, aunque sí será más el esfuerzo que debamos invertir. En este caso, sería conveniente enfocarme en algún trabajo en el que pueda estudiar mientras cumplo mi horario; muchas empresas o en el negocio familiar tal vez permitan hacerlo en ciertas secciones. Como, por ejemplo, atención al público, ya que trabajan a demanda.

Te recomendamos:  ¿Cómo lidiar con el exceso de deberes?

En su defecto, un puesto en el que tenga que abocarme completamente a mi tarea. Pero que la misma signifique una práctica para mi estudio. Sería también provechoso si quiero trabajar en dependencia.

Por ejemplo: desempañarme en un programa radial mientras estudio locución, o cerrar balances en una empresa mientras estudio contabilidad.

El principal beneficio, sin dudas, será la puesta en práctica de los conocimientos que he adquirido y que iré aprendiendo. Lo que finalmente será un plus cuando finalice mis estudios.

Otras dos alternativas van de la mano y son una excelente alternativa para cuando quiero trabajar y estudiar, aunque de oferta estrecha: un empleo sin horarios, y el trabajo free lance. Esta última forma, como independiente, es casi lo mismo que no tener horarios, ya que yo mismo puedo decidirlos.

Al decidir qué quiero trabajar a pesar de las complicaciones que puede implicar por mis estudios. Estoy eligiendo hacer un esfuerzo hoy, para tener mayor competitividad una vez finalizados mis cursos.

Deja un comentario