¿Qué es el mobbing y cómo puedes combatirlo?

Oímos hablar de mobbing y ostracismo en el lugar donde solicitamos trabajo ejemplos muy a menudo. Las víctimas intentan luchar por sus derechos y los atacantes, a su vez, para defenderse. Teóricamente, sabemos que tal fenómeno se produce y puede tener graves consecuencias. Sin embargo, ¿somos plenamente conscientes de lo que es el mobbing y cómo puedes combatirlo? ¿O estamos seguros de que no nos afecta? Vale la pena analizarlo desde dos lados: la inconsciencia puede existir no solo en el empleado acosado, sino también en el empleador u otra persona involucrada en el acoso. Todo por ignorancia.

¿En qué se caracteriza el mobbing? ¿Qué puede hacer? Intentaremos responder a estas y otras preguntas a continuación.

que es el mobbing y como puedes combatirlo

¿Qué es el mobbing?

La definición de mobbing está incluida en el Código del Trabajo. Significa acciones o comportamientos relacionados con un empleado o dirigidos contra un empleado, que consisten en acoso o intimidación persistente y prolongada, lo que le hace subestimar su idoneidad profesional, causando o destinado a humillar o ridiculizar al mismo, aislándolo o eliminándolo de un equipo de asociados.

Muchas personas y organizaciones también comentaron qué es el mobbing, gracias a lo cual es posible establecer ciertas características del fenómeno que debe darse para reconocer que tal forma de discriminación se da en la empresa.

En primer lugar, cabe destacar que el mobbing se puede definir como actividades de larga duración, por lo que un incidente único no se define de esta manera. A menudo es violencia, pero indirecta: se hace a través de palabras o gestos.

Una persona que acosa puede ser irónica, cínica, intimidante o criticar injustamente cada paso del camino: cualquier acción que nos haga sentir acosados y perder nuestra capacidad de defendernos de ellos es una señal de que nos hemos convertido en una víctima.

Te recomendamos:  7 buenas prácticas del buscador de empleo

¿Cómo se manifiesta el mobbing?

El mobbing puede tomar muchas formas. El perpetrador puede menoscabar injustificadamente la competencia de la víctima, rompe oraciones en media palabra, no puede pronunciarlas, reacciona a las preguntas con agresividad y gritos, ignora por completo al empleado…

También es común el hecho de llevarlo a un lugar donde no hay contacto con otros empleados sin motivo, lo amenaza, ridiculiza no solo en privado, sino sobre todo en compañía de colegas, elimina tareas previamente asignadas o agrega constantemente otras nuevas, cuya implementación es imposible o completamente innecesaria.

el mobbing en el trabajo

Aunque hay muchos ejemplos, todavía son solo una pequeña parte del comportamiento posible.

Consecuencias del mobbing

Es bueno saber qué es el mobbing, porque suele empezar de forma relativamente inocente. No es raro que una persona mobbing y un empleado entren en conflicto lo que provoca una verdadera avalancha.

Nota: Los comportamientos inicialmente perturbadores pueden ocurrir de vez en cuando, pero pueden empeorar con el tiempo. La situación se vuelve tan tensa que el trato inadecuado se convierte en una práctica diaria.

Así, el empleado se estresa cada vez más, deja de defenderse de las agresiones, pierde disposición para trabajar. Por un lado, ir a trabajar se asocia con estrés y miedo para él, pero por otro lado tiene miedo de perder su puesto.

La falta de respeto de los demás hace que se cierre en sí mismo y pierda la fe en su fuerza y habilidades. Como consecuencia, su salud puede deteriorarse significativamente y puede deprimirse.

¿Cómo protegerse contra el mobbing?

Ya sabemos qué es el mobbing, ahora conozcamos cómo puedes combatirlo. Entonces, ¿cómo te proteges de eso? Cualquiera que sea víctima de mobbing debe ser consciente de que puede, e incluso debe, combatirlo.

Te recomendamos:  ¿Tienen sentido las multitareas en el trabajo?

En primer lugar, tratemos de estar lo más preparados posible antes de presentar un caso ante un tribunal laboral, ya que necesitamos pruebas. Al mismo tiempo, tratemos de cumplir con nuestros deberes con la mayor honestidad posible. Las personas que acosan a menudo explican que un empleado determinado no cumple con sus obligaciones y, si lo hace, lo hace mal.

Si hablamos con una persona que acosa, tratemos de tener un testigo siempre presente. Deberíamos tratar de tener cualquier comentario sobre nuestro tema, nuevas obligaciones, etc. por escrito, incluso por correo electrónico.

Grabar la conversación también puede ser útil, especialmente si sabemos que no podemos contar con la ayuda de colegas. Sin embargo, debemos recordar que tal evidencia no siempre es aceptada por el tribunal.

Si sabemos qué es el mobbing y somos conscientes de que nos hemos convertido en una víctima, podemos rescindir el contrato de trabajo de forma inmediata. Además, tenemos derecho a reclamar una indemnización por daños a nuestra salud. Si hemos renunciado al contrato por mobbing, también podemos pedir una compensación económica.

Importante: La recolección de la prueba está en manos de la parte afectada. Por lo tanto, si queremos indagar sobre nuestros derechos, debemos prepararnos adecuadamente.

Deja un comentario