Movilidad laboral. ¿Fuga de talentos o crecimiento profesional?

En ocasiones juzgamos a la movilidad laboral como una fuente de fuga de talentos. Viendo cómo jóvenes preparados en España salen a ofrecer sus conocimientos, habilidades y competencias a otros países.

Pero también se puede ver la movilidad laboral desde el punto de vista de quien sale afuera. Adquiere nuevos conocimientos o formas de hacer las cosas y retorna al país más formado, con mayor talento y mejor preparado.

Como todo en esta vida, la virtud está en el término medio. Por eso sería injusto demonizar la movilidad laboral como fuente de la fuga de talentos del país. Del mismo modo que tampoco sería ecuánime afirmar categóricamente que la movilidad laboral genera profesionales más preparados y aporta riqueza al país.

Aunque realmente ambas afirmaciones son ciertas. Y habríamos de estudiar cada caso individualmente para juzgar si esa movilidad laboral supone un lastre para el país o va a generar a la larga un profesional más preparado, talentoso o productivo.

La movilidad laboral es un concepto distinto a la migración Movilidad laboral positiva.

movilidad laboral

Un profesional que retorna

Supongamos que un joven va a trabajar en Alemania (como ocurre con el webmaster de alemaniando.com) durante un periodo determinado de tiempo. Pues bien, independientemente de las causas por las que se haya podido marchar (falta de oportunidades en España, motivaciones personales, etc.). El caso es que, si esa persona vuelve, lo hará con un amplio bagaje de conocimientos y experiencias que seguro van a ser muy útiles para él mismo, para solicitar empleo pdf y para los futuros puestos de trabajo que desempeñe aquí. Podemos por tanto afirmar que en estos casos la movilidad laboral es muy positiva para la economía.

Te recomendamos:  Trabajo basado en actividades: ¿qué es y funciona?

De hecho, hace menos de una década sólo el 15% de los trabajadores tenía la oportunidad de incluir la movilidad laboral en sus curriculums. Según afirma un informe realizado en 2006 por la consultora PwC.

movilidad laboral

Sin embargo, en la actualidad están cambiando mucho las tornas en ese sentido. Bien sea porque la situación económica ha hecho que muchos españoles tengan que salir fuera a trabajar. O porque cada vez se da más valor a las experiencias internacionales y los beneficios que se pueden obtener de éstas (nuevas experiencias, aprender idiomas, etc.).

En este sentido, la opinión de los expertos es que quienes tengan experiencias internacionales cuentan con más probabilidades de ser contratados, o ascender profesionalmente. Movilidad laboral negativa.

Generando riqueza en otro país

El caso contrario y más triste es cuando un joven que se ha formado en España tiene que emigrar (generalmente por causas económicas) y hace su vida en el país de destino. En este caso la pérdida económica y personal es muy importante para el conjunto del país.

No en vano, se han invertido horas de trabajo, recursos materiales y dotaciones económicas importantes. Para formar a un profesional que seguramente estará muy bien cualificado. Y el resultado de su formación va a verse fuera de nuestras fronteras, donde desarrollará toda su carrera profesional y generará riqueza en el país de acogida.

Nota: Es aquí donde el gobierno de turno debería poner recursos y esfuerzos, en aras de hacer atractiva la vida laboral para los jóvenes talentos del país, y que no tengan que ir afuera a ofrecer sus competencias, habilidades y talento. Al fin y al cabo mimando la juventud se está cuidando el futuro del país.

Deja un comentario